junio 2019 eNews

¡Saludos desde Pittsburgh! Nuevamente expresamos nuestra gratitud por la enorme muestra de apoyo con las misas ofrecidas para Elisabeth en o cerca del 3 de mayo. Se nos informó de varias misas adicionales después de la publicación de la reflexión de mayo. La lista de las misas se encuentra en el siguiente enlace. También queremos agradecer de manera especial a Vicki Burbach quien dio una breve charla sobre Elisabeth en su parroquia, San Carlos Borromeo en Gretna, Nebraska luego de una misa para Elisabeth el 3 de mayo. Durante el fin de semana del 3 de mayo tuvimos el mayor número de visitantes en ELCause.org en un solo período de 24 horas. Y nos sorprendió gratamente encontrar las palabras de Elisabeth en el “Magnificat” como la reflexión del día para el lunes 6 de mayo!  Todos estos “actos de amor y palabras de vida” nos alientan a Joe y a mí a continuar en nuestras pequeñas formas de aumentar la fama de santidad de Elisabeth en todo el mundo.

Joe ha sido mi partidario número uno en todas las cosas de Elisabeth, desde que sus palabras nos acompañaron a Tierra Santa en el 2016.  Joe se ocupa mucho de ELCause.org y también es el primero en escuchar pacientemente todas mis ideas para la causa.  Hace unos días el mencionó que le gustaría escribir una reflexión, que estoy muy contenta de compartir hoy.

Reflexión de junio 2019 

Amar es todo

Cuando Jennifer y yo estábamos buscando una cita de Elisabeth Leseur que pudiéramos usar en la primera tarjeta de oración que estábamos diseñando, elegimos la siguiente:

Pensar es excelente;

Orar es mejor;

Amar es todo.

Esta sigue siendo mi cita favorita de Elisabeth.  Pero según lo he ponderado en los últimos años, he llegado a ver que bajo su brevedad de Haiku yace el arco completo del desarrollo espiritual de Elisabeth, en toda su belleza y complejidad.

Por lo que sabemos, Elisabeth creció en un hogar católico típico.  Aun sus primeros escritos hablan de una profundidad espiritual más allá de su edad.  Pero, de repente cayó en un hogar y una comunidad intelectual activamente hostil a la iglesia, que hasta la fe de Elisabeth flaqueó.  Desprovista de apoyo, ella se desvió.  Félix, conociéndola como una mujer muy inteligente, apeló empecinadamente a esa inteligencia cuando trataba de “liberarla” de la fe.  

Pensar es excelente

Pero al final, fue a través de su rigor intelectual que su fe renació.  Como escribió Elisabeth en la introducción a su segundo diario… entonces la acción lenta y silenciosa de la Providencia en mí y el maravilloso proceso de conversión interna…. a veces a través de los mismos medios que debieron haberme hecho perder mi fe *…

Lamento el hecho de que ella nunca escribió más plenamente sobre este punto, porque las fuerzas “racionales” de la sociedad moderna que tratan de alejarnos más de Dios parecen más fuertes que nunca.  Aun así, la reapertura que hizo Dios del corazón de Elisabeth a la gracia a través de su lectura y su estudio me da, y me imagino que da a todos los que han sido tocados por la propia escritura de Elisabeth, la fuerza para perseverar en compartir su mensaje.  Las palabras importan.

Rezar es mejor

Una vez que se ha acogido a Dios en el corazón, la fuerza de su gracia se arraiga y conduce a lugares que la inteligencia por sí sola nunca puede llevarte.  Elisabeth relata una maravillosa tarde en San Pedro en Roma en abril de 1903, diciendo:

Esos momentos fueron completa y espiritualmente felices. Sentí la presencia viviente de Cristo, de Dios mismo, transmitiendo amor indescriptible. Este bendito me habló, y la infinita compasión del Salvador pasó rápidamente a mí. Esta acción de Dios nunca será borrada. El Cristo triunfante, el verbo eterno, que como persona humana sufrió y amó, el único Dios viviente poseyó mi alma por toda la eternidad en ese momento inolvidable.*

Así fortalecida, ella comprometió toda su vida a Dios; aceptando voluntariamente los desafíos, las pruebas y las luchas de una vida discerniendo las llamadas de la Providencia.

Amar es todo

Rendirse completamente a la voluntad de Dios es un gran momento de fe al que la mayoría de nosotros aspirará, pero nunca alcanzará plenamente.  Pero para Elisabeth, el acto de rendición fue el preludio de un salto aún mayor: el abandono.  Elisabeth escribió en un punto… ayer por la mañana recibí la comunión con la misma paz y el mismo abandono en Dios. Sentí que Jesús vivía realmente en mí *

Mientras que las dos palabras rendición y abandono están estrechamente relacionadas en este contexto espiritual, la rendición connota una aceptación más silenciosa y pasiva, mientras que el abandono evoca el compromiso y la participación de todo corazón.  Parece decir entonces, que en la traducción de los escritos de Elisabeth por la Hna. Janet Ruffing, ella utiliza la “rendición” sólo trece veces, mientras que el “abandono” se emplea treinta veces para expresar el compromiso ansioso y completo de Elisabeth con la voluntad de Dios.

Para que no desesperemos a lo largo de nuestro propio camino, concluiré señalando que en todos los escritos de Elisabeth, los términos rendición y abandono ocurren con mucha más frecuencia (79% del tiempo) en los últimos tres años de su vida.  Su viaje de fe, desde el intelecto, a la aceptación de la oración, hasta el abandono total, capturado tan bellamente en sus diarios, todavía ayuda a iluminar el camino que se nos pide a todos transitar.

Joe MacNeil es Profesor de Química en la Universidad de Chatham, tesorero para el círculo de amigos de Elisabeth Leseur, y el marido adorador de Jennifer.

* Todas las citas y análisis se basan en la traducción de la Hermana Janet K. Ruffing.   Elisabeth Leseur: escrituras seleccionadas (clásicos de la espiritualidad occidental) edición Kindle.

Peticiones de oración

Continuamos recibiendo solicitudes de oración y actualizamos periódicamente la página de peticiones de oración. Si desea agregar una solicitud de oración, envíenos un correo electrónico a elcause.org@gmail.com.

Con nuestras oraciones,

Jennifer y Joe MacNeil